sábado, 6 de diciembre de 2008

Molar

Si intentaramos deducir como es la vida de las personas a traves de su perfil de facebook llegaríamos a la conclusión de que la mitad de la vida de la gente es una fiesta constante, sin trabajo, ni estudios ni responsabilidades, en que las chicas siempre van escotadas y guarriborrachuzas. La otra mitad de la vida de la  gente serían vacaciones en lugares remotos, puestas de sol, salidas con los amigos, excursiones y un gato/perro muy mono.

Sólo alguna actualización del estilo "Ramona se aburre mortalmente" o "Paco esta hasta los cojones de la aseguradora" abren una tímida brecha y nos permiten entrever la gris realidad.
Pero a veces tego la impresión de que esta maquinaria se pone en reverse y sus ejes empiezan a girar hacia el otro lado. Quizás no sea verdad, pero aveces pienso que no sólo es que los perfiles maquillen la vida de la gente, si no que ha llegado un punto en la gente tiene una autoconsciencia tan grande de sus perfiles que intentan maquillarlos forzando sus experiencias.

-¿Que tío, esta noche vamos de fiesta?
-Que dices, estoy agotado.
-¿Pero entonces que fotos meteremos en el facebook?
-No se... ¿y si cogemos un vaso de cubata, me pongo un sombrero, nos hacemos fotos con unas tías que pasen por la calle y volvemos?
-Tío, molas mil.

1 comentario:

AleixS dijo...

Sí que es veritat que últimament tothom fa lo del facebook aquest.. personalment no m'atrau ni tampoc vull investigar-ne res.